EL PRINCIPIO FEDERATIVO COMO BASE DE LA SOBERANÍA POLÍTICA, ECONÓMICA Y SOCIAL DEL PUEBLO TERCERA PARTE.

Abordamos en esta tercera parte las vías prácticas para llegar a lo que algunos llamarían nuestra Utopía. Pero es que quien no ensaya lo imposible, jamás llegará a lo que puede ser realidad.

Solo hay un modo de empezar con una praxis auténtica de izquierdas, y que estás, al menos las oficiales, han olvidado penosamente:

RECUPERAR EL MOVIMIENTO OBRERO.

1º Fase: Los convenios colectivos están en el ordenamiento legal de ahora mismo. Pero se han perdido por falta de práctica, por la aplicación de la Reforma Laboral y el chantaje patronal para el empleo basura que hoy tenemos. Luego hay que recuperarlos como requisito previo.

2ª fase: Una vez recuperados habrá que hacer algo que no le va a gustar a la burguesía neo liberal; pero que es de pura lógica en derecho, para liberales y no liberales: los contratos obligan a las partes firmantes. Esta frase puede ser ¡¡revolucionaria!! aplicada a la situación sindical de ahora mismo. La falta de afiliación sindical ha venido dada porque los militantes sindicales hacían huelgas para conseguir un C. Colectivo digno y los esquiroles no sindicados recibían los beneficios. Entonces, ¿para qué sindicarse? Cae la afiliación en picado pero los sindicatos acuden a la teta del Estado para sufragar gastos y corruptelas que todavía desaniman más al trabajador. Resultado: renace firme el chantaje patronal con sus condiciones abusivas.
El paso necesario viene dado en muchos países democráticos de nuestro entorno, en que las profesiones reconocidas como sindicadas, obligan a estar sindicado para firmar un contrato laboral. Porque los CONVENIOS AFECTAN SOLAMENTE A LAS PARTES QUE LO FIRMAN. Caso de contrato de un trabajador no sindicado, sería nulo, debido a que este trabajador podría estar haciendo dumping (competencia desleal) a sus compañeros, algo reconocido en todas las legislaciones como delito.
Resultado del cumplimiento de la segunda fase:
a) Los sindicatos dejan de estar tutelados por el Estado; no dependen económicamente de él, sino de los trabajadores que cotizan y contribuyen con su lucha.
b) Los sindicatos abrirán un período constitutivo en el que verán que uniendo sus patrimonios económicos podrán ser una gran potencia, una gran empresa creada por y para los trabajadores. Vendrá la UNIDAD SINDICAL, que es absolutamente compatible con la democracia de base, asamblearia y de democracia directa en las federaciones de base de los sindicatos por ramas de la producción. Ahí es donde se debe de dar la democracia, que en el sindicalismo no es sino someter a votación las estrategias y las decisiones de la lucha social de clase, lo cual obliga a deslegitimar totalmente ajenos a esta unidad a los sindicatos amarillos,no solidarios con el resto de la clase, corporativos, o amaestrados por la patronal y a su servicio, que ahora florecen por mor de esa “libertad sindical” versus “unidad sindical” que triunfó en tiempos de la Transición.soviet

3ª fase: Creación de empresas sindicales con vistas a ir creando un edificio económico y social capaz de plantearse como alternativa a las empresas capitalistas que explotan el trabajo ajeno.
Coged lápiz y papel y haced una sencilla operación matemática. somos quince millones de trabajadores en activo, con lo cual ni siquiera cuento la población activa total porque incluye a los parados, que hoy son unos cuatro millones. Cada trabajador aporta una media de 25 euros al mes. Con lo cual se obtienen unos resultados que os van a sorprender.
Una vez lograda la capitalización suficiente se empiezan a programar empresas obreras a las que se concede un capital sindical, a cambio de ir devolviéndolo mediante unos derechos al usufructo, hasta la amortización del capital empleado.y el pago de unos impuestos a los beneficios Teniendo en cuenta el efecto multiplicador de las inversiones, se pueden generar beneficios para el sistema sindical o Caja Común general que pueden ayudar a las inversiones nuevas que emprenda la empresa exitosa en otras empresas que estén relacionadas verticalmente con su línea de producción. Me explico con un ejemplo ilustrativo.
El Sindicato Nacional emprende la financiación de una empresa colonizadora, a imitación de los kibutzs comunitarios israelíes, para aprovechar el espacio de los pueblos abandonados y hacer una empresa comunkibutzitaria, también con caja común en la que cada uno aporta según sus capacidades y extrae según sus necesidades.Funciona como un monasterio. Los monasterios no han fracasado nunca. No se trata de una “comuna hippie”, en absoluto.Se trata de crear una comunidad con técnicos e ingenieros en explotación forestal, agraria,ganadera, minera, de nuevas energías, de ecología, maestros para los niños, educadores, médicos, etc etc. Si da resultado, emprende nuevas inversiones con ayuda de la Caja Común del Sindicato Nacional en empresas que verticalmente se pueden integrar en su producción, como fábrica de molinos eólicos, empresas de transporte, comercialización, etc. etc. y que constituyen una comunidad armónica y no competitiva de intereses. Paralelamente, iremos construyendo asociaciones de consumidores dentro de los mismos “kibutzs” que junto con técnicos y especialistas economistas de la Caja Común, y del Consejo Obrero local, irán decidiendo sobre productos necesarios e inversiones.
Teniendo en cuenta que estas comunidades se dotarán de una organización de representación política directa y aamblearia, tendremos el germen de la mónada esencial o ladrillo básico que con otros se federarán para ir construyendo paulatinamente una República federativa de trabajadores abierta a la clase obrera de toda la Península y a todos los que allende de nuestras fronteras, se quieran incorporar.

(para quien quiera una información más prolija, que consulte “La democracia económica”, de David Schwerkhardt.. Continuaremos con las particularidades del sistema comunitario y democrático sindical con el que pretendemos sustituir al capitalismo depredador.)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *